Auditoría de Operación en Redes de Distribución y Servicio

Compliance de Redes de Distribución Automotriz

Por Gabriel Rodríguez


Publicada el 13 de Agosto, 2015



En este auge de la industria automotriz en México, mismo que ha posicionado a nuestro país como el 8vo. productor a nivel mundial, con miras de llegar al 6to. sitio para el 2016, misma que representa el 6 % del PIB y genera alrededor de 700,000 empleos directos.

Con una producción que en un 80% se exporta a otros países, siendo los EU el destino final de 2/3 partes de estas unidades, los estándares y expectativas que se crean en el mercado nacional son cada vez mayores y, si a esto le añadimos los requerimientos legales, gubernamentales y normatividades aplicables tanto para el proceso de fabricación y ensamble de las unidades como del proceso de distribución y venta en las redes de concesionarios; convierten a esta industria en un foco de las miradas de clientes y autoridades.

Bajo este criterio, ninguna compañía automotriz puede ni debe arriesgarse a incumplir una normatividad vigente por la acción o negligencia de un empleado o por el simple desconocimiento de la existencia de una norma específica, deben actuar siempre de un modo ético y transparente, además de que deben controlar que sus proveedores también lo hagan y gestionar el negocio responsablemente.

El cumplimiento de estas premisas se ha convertido en un valor estratégico para la industria automotriz y sus redes de distribuidores.

Esto mismo aplica al cumplimiento de las políticas, prácticas, estándares y directrices corporativas que determina la marca para el buen desempeño administrativo, operativo y de imagen de su red de distribuidores; ya que muchas veces los aliados no tienen la sensibilización suficiente a la imagen de la marca por lo que pueden estar incurriendo en prácticas no adecuadas que deterioran el prestigio y rentabilidad de la marca.

En este contexto, surge la necesidad de implementar un sistema de compliance, el cual se orienta a asegurar una gestión adecuada de todos los temas relacionados con el cumplimiento normativo y operativo hacia el interior y el exterior de la empresa, tomando en cuenta los requerimientos de la marca, autoridades regulatorias, clientes y proveedores.

Principales elementos del compliance:

Creación de un Ambiente de Control.

Para implementar un compliance que permita asegurar el cumplimiento normativo interno y externo es necesario identificar cada una de las normas, leyes y lineamientos nacionales e internacionales aplicables.

Con esta base, se podrán determinar los controles necesarios para no incurrir en no conformidades normativas. Este ambiente de control debe contener los macro controles, controles, lineamientos, estándares, políticas e instrucciones de operación.

Gestión de Riesgos.

Inicia con el diagnostico e identificación de riesgos existentes en la organización que podrían afectar la buena marcha e imagen, el cumplimiento de sus objetivos y metas de crecimiento, competitividad y rentabilidad.

Con base en la Matriz Riesgo Control, se detallan los riesgos identificados en la operación, así mismo, debe contemplarse un RoadMap para poder mitigar, transferir o aceptar según sea el caso cada uno de estos riesgos.

Mejora Continua.

Consiste en generar un ambiente de control de procesos que permita garantizar el seguimiento a los cambios de regulación y la aplicación práctica en la organización.

La estructura para implementar esta estrategia de compliance debe estar respaldada por:

La participación de expertos para la estructuración y gestión del sistema de compliance.

Creación de los equipos de procesos necesarios, mismos que trabajarán con el comité de auditoría.

Valorar la creación de la figura de compliance officer vinculado a la alta dirección.

Tomando el caso del cumplimiento y certificación de redes de distribuidores bajo el marco de control establecido, tenemos la siguiente tabla comparativa del servicio de compliance vs esquema tradicional de auditorías.

Ventajas y Beneficios

Disminuye el riesgo de maquillaje de datos.

Indicadores comerciales y de desempeño para decisiones en tiempo real.

Identificación en línea de incumplimientos y retrasos.

Seguimiento a planes de acción.

Identificación de riesgos de negocio.

Cierre documentado de desviaciones detectadas.

Pre-requisitos para certificación o investigación profunda.

Nivel de reporte escalable ITIL izado.

Seguimiento a responsabilidad de mandos medios.

Seguimiento a cumplimiento de directrices y requisitos de la marca.

Procesos certificados bajo la norma ISO 9001.

Metodología basada en best practices y normas internacionales aplicables (ISO19011, ISO 14000, OHSAS, entre otras).


Déjanos un comentario:


Blog Search

Side Widget Well

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Inventore, perspiciatis adipisci accusamus laudantium odit aliquam repellat tempore quos aspernatur vero.